La Cabalgata de Reyes Magos pone el broche de oro a las fiestas navideñas.

Melchor, Gaspar y Baltasar repartieron más de 100 kilos de caramelos y chucherías, además de cientos de pelotas y peluches.

Benaoján puso el broche de oro a las fiestas navideñas con la tradicional Cabalgata de los Reyes Magos, que consiguió llenar de luz y alegría una de las jornadas que más ilusión despierta entre grandes y pequeños. Las calles de Benaoján se vistieron de gala para acoger este vistoso desfile que repartió más de 100 kilos de caramelos y chucherías, además de cientos de pelotas y peluches, y que este año estuvo compuesto por un total de 3 carrozas.

Melchor, Gaspar y Baltasar comenzaron su recorrido llegando en tren a la Estacion de Benaojan, donde fueron recibidos por los pequeños del pueblo, tras reunirse con el alcalde, Soraya Garcia ,quien les entrego las llave del pueblo, tomaron junto a sus pajes los coches navideños hasta la Plaza San Marcos, donde los reyes magos entregaron los regalos a los niños y niñas de Benaoján.

El cortejo inició su marcha con el objetivo de llenar de caramelos, papelillos y golosinas las calles más céntricas. Como en años anteriores, el ayuntamiento de Benaoján,  policia local junto a los voluntarios de Protección Civil y trabajadores del ayuntamiento, volvieron a demostrar su compromiso y su cariño con un evento que embarga de emoción y de ilusión a los más pequeños.